Blog Ecity Charge

coche tesla eléctrico

¿Por qué comprar el coche eléctrico?

Comprar o no un coche eléctrico, esa es la cuestión. Aparte de las referencias al Hamlet de Shakespeare, es una pregunta muy razonable ¿Por qué compensa comprar un coche eléctrico? En caso de que compense ¿Qué coche eléctrico comprar? Los coches eléctricos son, para muchos una gran incógnita, y, por tanto, vamos a intentar responder a esas preguntas.

Es cierto que hay ciertos factores que pueden echarnos para atrás a la hora de adquirir un coche eléctrico. Sin embargo, a pesar de estos inconvenientes y desventajas, hay que valorar sus ventajas sobre los modelos convencionales.

Ventajas de los coches eléctricos

La primera ventaja es la eficiencia energética. Los coches eléctricos son vehículos que son capaces de aprovechar casi el 90% de la energía que generan. Esto los coches con motor de combustión sólo lo pueden soñar. Ya que éstos difícilmente llegan a aprovechar el 50% de su generación de energía. Además, los modelos eléctricos cuentan con un sistema de reaprovechamiento, pudiendo regenerar parte de la energía gastada.

Otra ventaja es que el coche eléctrico reduce lo indecible la contaminación. No es que no contaminen, pero sí que tienen una ventaja innegable sobre los modelos de combustión. Esto es porque no emiten ni gases ni partículas contaminantes al no tener tubo de escape. A efectos prácticos, los coches eléctricos por sí mismos no contaminan, aunque el proceso por el que se genera la energía de la que se nutren… Bueno, eso es otro tema ya.

Pero ¿Todo son ventajas?

No todo son ventajas, los coches eléctricos no hacen ruido, no vibran y no emiten calor, más allá de un breve zumbido, nada que ver con los modelos de coches con motor de combustión. Aunque esto para algunas personas sea más una desventaja que una ventaja.

Otra de sus ventajas es que es de una conducción muy sencilla, sólo hay que frenar o acelerar, sin necesidad de estar pendientes del cambio de marchas. Lo cual también supone una desventaja para algunos conductores.

Una ventaja es que tiene un mantenimiento y vida útil de menor coste y de mayor duración Casi todos los problemas de los motores convencionales nos los saltamos, por lo que es una mejoría importante. Además, a nivel de bolsillo, la recarga de un coche eléctrico es más barata que la recarga de un depósito de gasolina o diésel. Por si esto fuera poco cuentan con gran cantidad de ayudas para comprarlos y exenciones de impuestos con reducciones de la carga fiscal.

Esta ventaja, sin embargo, tiene su contraparte, no hay tantos talleres que tengan el equipamiento necesario para solucionar los problemas que surjan.

Entonces, ¿compensa comprar un coche eléctrico?

Como ya hemos comentado, las ventajas de los coches eléctricos son innegables, además que los hay cada vez con mayor variedad de precio por si no sabemos qué coche eléctrico comprar, sin embargo, todo tiene sus detractores, y sus desventajas también existen, hay menos talleres, aunque cada vez haya más. Pasa lo mismo con los puntos de recarga, cada vez se van instalando más conforme la gente se anima a comprar. Además, está el problema de la autonomía, que no es tanta como con un motor de combustión, por lo que la decisión está en vuestro tejado, desde nuestro punto de vista, sí, compensa comprar un coche eléctrico.

Para más información visita la página de EcityCharge o la página principal del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.